lunes, 12 de septiembre de 2016

El cerebro de nuestros hijos


Álvaro Bilbao es neuropsicólogo, nos brinda cuatro ideas fundamentales para ayudar a nuestros hijos a cuidar su cerebro. El amor, que no debemos confundir con la sobreprotección, el ejercicio físico para oxigenar bien el cerebro, la nutrición neurosalusable y la gestión del estrés y el autocontrol son las claves que nos brinda este neuropsicólogo que considera que si enseñamos a cuidar el cerebro tendremos hijos más felices.

martes, 6 de septiembre de 2016

El herpes simple


El herpes simple es una infección común que puede afectar a los labios, la boca o las encías debido a un virus del herpes simple. Provoca pequeñas ampollas muy dolorosas. La mayoría de las personas se infectan con este tipo de virus durante la infancia o la adolescencia. Tras la primera infección, el virus se "adormece" en los tejidos nerviosos de la cara, pero en ocasiones el virus se reactiva y produce las típicas lesiones con ampollas muy dolorosas que se denominan comúnmente calenturas.

Estos virus se propagan fácilmente de las personas que tienen una lesión de herpes. Se puede contraer tras contacto íntimo con una persona infectada o por tocar una lesión de herpes o algo que haya estado en contacto con el virus como máquinas de afeitar, toallas, platos y otros utensilios que se compartan.

.Los síntomas suelen ser leves pero muy molestos; en la mayoría de los casos aparecen de 1 a 3 semanas después de entrar en contacto con el virus. Pueden durar hasta 3 semanas y se manifiestan por comezón en los labios o en la piel alrededor de la boca, ardor cerca de los labios o la zona de la boca, hormigueo cerca de los labios o la zona de la boca, dolor de garganta, fiebre, inflamación de ganglios linfáticos y dolor al tragar.

Un herpes simple puede desencadenarse por la menstruación o cambios hormonales, exposición al sol, fiebre o, simplemente, por estrés.

Los síntomas pueden desaparecer por sí solos sin tratamiento en 1 o 2 semanas. Se pueden recetar medicamentos para combatir el virus, llamados antivirales que pueden ayudar a reducir el dolor y hacer desaparecer los síntomas más rápidamente. También se utilizan cremas cutáneas antivirales que, sin embargo, son caras y con frecuencia poco efectivas.

Podemos aplicar hielo en las llagas para ayudar a aliviar el dolor, también lavar las ampollas suavemente con agua y jabón antiséptico. Evite las bebidas calientes, los alimentos picantes y salados, y los cítricos.
Haga gárgaras con agua fría o tome helados. Enjuáguese con agua salada. Tome un analgésico si sintomatología general.

El herpes oral por lo regular desaparece por sí solo en 1 o 2 semanas y sólo es grave si afecta a las zonas alrededor de los ojos o si se tiene una enfermedad sistémica que afecte a las defensas.

Por último, decir que para prevenir este mal debe utilizar protector solar o bálsamo labial que contenga óxido de zinc en los labios antes de salir de casa. Evitar el contacto directo con llagas ocasionadas por el herpes. Lavar objetos como toallas y ropa de cama en agua hirviendo después de cada uso. No compartir utensilios, pajillas, vasos ni otros elementos si alguien tiene herpes oral.

jueves, 25 de agosto de 2016

El estreñimiento en la infancia

El estreñimiento de nuestros hijos es un problema al que muchos padres nos enfrentamos y que seguramente está en clara relación con la adquisión de unos hábitos adecuados desde muy pequeñitos, de los cuales somos los padres los responsables de que se lleven a cabo de forma satisfactoria. Por este motivo les traigo hoy esta Guía para padres sobre el tratamiento del estreñimiento en la infancia publicado por el Hospital San Juan de Dios de Barcelona y a la que pueden acceder de forma completa a través del siguiente link

martes, 26 de julio de 2016

Guía para padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil

La Asociación Española de Pediatría ha publicado Guía para padres para prevenir lesiones no intencionadas en la infancia y que está disponible para todos online a través del siguiente enlace
La guía se divide en cinco bloques:
  1. Importancia sociosanitaria de las lesiones no intencionadas en la infancia: explicamos por qué es un problema de salud pública y por qué su prevención contribuye a mejorar el nivel de salud de la población.
  2. Principales accidentes: se abordan los tipos de accidentes más frecuentes, sus principales consecuencias y sus medidas generales de prevención.
  3. Principales accidentes por edades: la fase de maduración del niño es de importancia crucial para conocer los riesgos a los que puede estar expuesto. Por ello en este capítulo se aborda la prevención de lesiones según la edad del niño.
  4. Peligros en…: en este capítulo se enfoca la prevención de lesiones desde el punto de vista del lugar en el que se encuentra el menor: el hogar, la calle, el deporte, un incendio.
  5. Primeros auxilios: este apartado podría considerarse un manual n sí mismo. Está redactado con las recomendaciones actualizadas de los grupos de expertos en la atención al paciente urgente, y aporta información muy clara y visual sobre lo que hay que hacer, y también sobre lo que no hay que hacer ante un niño accidentado.

sábado, 9 de julio de 2016

La muerte súbita en lactantes

Vídeo sobre la Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) elaborado por el Servicio de Neonatología del Hospital La Fe de Valencia con colaboración del Grupo de Trabajo para el Estudio de la Muerte Súbita Infantil de la Asociación Española de Pediatría
 

martes, 28 de junio de 2016

Cómo prevenir la pérdida de audición en los niños

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), casi 32 millones de niños en todo el mundo sufren de una pérdida de audición que se considera discapacitante. De acuerdo con el nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud Pérdida de audición en la niñez: ¡qué hacer para actuar de inmediato!, el 60% de la pérdida de audición en la niñez es prevenible. Además, el informe explica que si los niños reciben precozmente la atención que necesitan, se puede asegurar el logro pleno de sus potencialidades.
El Dr. Etienne Krug, Director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles, Discapacidad, Violencia y Prevención de Lesiones de la OMS, señala: «cuando un niño tiene dificultades para oír, también puede tenerlas para aprender a hablar, su rendimiento escolar se verá afectado y, en último término, ello puede suponer un obstáculo para su integración social. Sin embargo, podemos evitarlo. Tenemos varios instrumentos para prevenir, detectar y tratar la pérdida de audición en la niñez».

La pérdida de audición en la niñez se puede prevenir en la mayoría de los casos

Las causas de la pérdida de audición en la niñez son diversas. Se calcula que el 40% de los casos se deben a factores genéticos; el 31% a enfermedades infecciosas como el sarampión, las paperas, la rubéola y la meningitis, y el 17% a complicaciones perinatales, en particular la prematuridad, el bajo peso al nacer y la ictericia neonatal. Asimismo, se estima que el 4% de los casos de pérdida de audición en la niñez se debe a la administración de medicamentos ototóxicos a embarazadas y recién nacidos.
Para evitar la pérdida de audición, es esencial vacunar a los niños contra determinadas enfermedades y controlar el uso de algunos medicamentos y los niveles de ruido ambiental.

Cómo reducir las repercusiones de la pérdida auditiva

Cuando antes se detecte que un niño sufre pérdida de audición, más pronto se pueden aplicar las intervenciones necesarias, por ejemplo, proporcionarle un audífono y ofrecerle terapias para mejorar sus aptitudes comunicativas.
Los exámenes sistemáticos a recién nacidos, lactantes, preescolares y escolares para detectar problemas de audición, así como la formación del personal sanitario en la atención primaria de la audición, pueden mejorar significativamente la vida de los niños. Estos programas garantizan que los niños que requieren atención especializada sean capaces de comunicarse, recibir educación y, más adelante, encontrar un trabajo.
La sensibilización de la opinión pública acerca del cuidado del oído y la audición es otra medida fundamental para prevenir la pérdida de audición y luchar contra la estigmatización que acompaña al uso de un audífono. El fortalecimiento de las organizaciones de personas con pérdida de audición y de sus familiares también puede contribuir significativamente a este objetivo.
El informe de la OMS presenta estudios de casos de niños de Camboya, Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Uganda y Viet Nam que muestran los beneficios para las vidas de los niños logrados gracias a los programas desarrollados en estos y otros países. En entornos donde se pueden aplicar de forma óptima intervenciones de salud pública, como la inmunización, se evitan muchos casos de pérdida de la audición en los niños; cuando no es posible emplear estas intervenciones, es esencial centrarse en la detección y el tratamiento precoces.
La OMS recoge datos y la información sobre la pérdida de audición con el fin de conocer su prevalencia y sus causas y efectos, a fin de definir las situaciones en que pueden llevarse a cabo una prevención y una atención adecuadas. La Organización ayuda a los países a elaborar y aplicar estrategias integradas para la atención a la audición en los servicios de atención primaria y proporciona recursos técnicos y orientaciones para la planificación, implantación y desarrollo de recursos humanos.
Fuente: OMS

lunes, 30 de mayo de 2016

Nos protegemos adecuadamente contra el efecto nocivo del sol?

Según un estudio, sólo el 2,5% de los españoles se aplica de manera correcta la crema fotoprotectora .
Utilizar de forma eficaz el fotoprotector consiste en aplicarse el producto 30 minutos antes de tomar el sol, renovarlo cada 2 horas y reaplicarlo tras bañarse o secarse. Unas medidas que no realiza más de la tercera parte de las personas.
Las personas con fototipo I y II, es decir con piel más clara,  deben cuidarse especialmente, pues corren mayores probabilidades de sufrir los efectos negativos del sol, pero, dado que la sobreexposición a las radiaciones solares constituye el principal factor de riesgo, todos los más y los menos morenos debemos tomar medidas para protegernos.
Asimismo, y aunque entre los españoles parece existir una amplia conciencia sobre los daños que el sol puede causar, siete de cada diez sólo usan la crema fotoprotectora al exponerse directamente al sol. Además, aplicarse crema fotoprotectora, evitar el sol en las horas centrales del día, permanecer en la sombra y protegerse con ropa o gafas de sol son las precauciones que se  toman más a menudo para protegerse de las radiaciones solares.
Ahora bien, sólo la mitad de los hombres no se ocupa de la fotoprotección familiar, responsabilidad que sí asumen casi todas las mujeres, bien sea de manera exclusiva o compartida con el padre.
Por otra parte, a pesar de que los bebés menores de un año nunca deben ser expuestos directamente al sol, casi la mitad de los padres y madres lo hace. Los niños menores de un año no tienen todavía la capacidad de defenderse del sol mediante el aumento del tono de color o bronceado, lo que deriva en un altísimo riesgo de quemaduras. Por tanto, es crucial extremar las precauciones con ellos durante los días de playa, montaña o juegos y actividades al aire libre, y de ninguna manera exponerlos al sol antes de los doce meses.
En este sentido, las medidas que aplican los padres con mayor frecuencia son evitar la exposición de su hijo al sol durante las horas centrales del día, usar protección específica para ellos, emplear protector mayor de 50, no exponerles antes del primer año de edad y ponerles una gorra o sombrero.
Respecto a los mitos e ideas preconcebidas sobre protección solar, casi todos pensamos, de manera acertada, que las precauciones siguen siendo necesarias bajo la sombrilla y tres de cada cuatro, que también los días nublados o de invierno deben tomarse medidas de fotoprotección. En cambio, nueve de cada diez personas desconocen que el sol recibido a través del cristal de una ventana no puede producir quemaduras solares, aunque sí puede provocar otros efectos como el fotoenvejecimiento.
Finalmente, a la hora de informarse sobre las medidas más adecuadas de protección solar, la mayoría consulta principalmente a su dermatólogo, mientras que el profesional farmacéutico ocupa el segundo lugar y el médico de cabecera, el tercero, por último hay quien recurre a 'Google'.
Fuente: Jano