viernes, 25 de septiembre de 2009

¿Qué pasa que ya no se oye hablar tanto de la gripe A?

Ya han pasado unos cuantos meses desde que dábamos en nuestro blog la noticia de la Organización Mundial de la Salud en la que decretaba el estado de alerta por la pandemia de gripe A (H1N1). Durante estos meses han ocurrido muchas cosas positivas, la población ha aprendido acerca de los virus, cómo se transmiten, cómo son capaces de mutar, cómo se lucha contra ellos con antivirales o por medio de vacunas, cómo se fabrican éstas, los pasos a seguir antes de ponerlas a la venta, sus efectos secundarios, etc. Todo esto ha llevado a que desde todos los sectores sociales se exija a la administración, con conocimiento de causa, respuestas concretas acerca de la situación que estamos atravesando, con pocas posibilidades de contentarlos con respuestas sin respaldo científico. También desde la administración se ha potenciado una política preventiva en salud pública de la cual nos beneficiaremos todos, sin duda alguna, durante esta década para ésta u otras epidemias venideras.Sí que es verdad que todas estas cosas que hemos ganado han generado un costo grandísimo, y no me refiero al económico, sino al importante estrés generado en la población desde los medios informativos, con o sin intención, pero que ha provocado daños difícilmente reparables. ´Hemos oído afirmaciones tales como que no hay que llevar a los niños a las guarderías, que si sería mejor posponer el inicio de las clases, que si las embarazadas poco menos que no podían trabajar por miedo al contagio, que habría que instalar lavaderos de manos en cada esquina...Bueno y qué decir del miedo que se le ha metido en el cuerpo a los niños; solo les digo como ejemplo que mi hija me ha insistido una y otra vez que le compre un dispensador de esos que venden en las farmacias para poder desinfectarse las manos frecuentemente y no contagiarse de la gripe (y solo tiene 6 años); además que cada vez que alguien estornudaba me pregunta si tenía la gripe A, una auténtica obsesión a la cual había que sacarle chiste también dedicado a ella diciéndole que cuando estornudara que no lo hiciera diciendo aaaaaaaaaaachis, sino bbbbbbbchis y así no era la gripe A.Bueno dejando bromas y chistes a un lado, parece que en las últimas semanas se oye hablar menos de la gripe, y mira que ha seguido habiendo casos, pero parece que ya no vende el que nos recuerden cada día el que se haya muerto alguien por la gripe A, o que haya tantos o cuantos afectados por la misma. ¿Qué ha pasado, porque el riesgo para la salud sigue siendo probablemente el mismo que entonces? Hemos pasado del alarmismo informativo a una especie de calma, ahora lo que vende informativamente hablando, es el quitar hierro al asunto de la gripe.También puede ser que los políticos están más tranquilos y no interesa provocar a los medios de información para crear la alarma y así salvarse las espaldas por decir que ya les avisamos de lo que podría ocurrir. Hay motivos para pensar que los meses que se avecinan teniendo como compañero en el ambiente a nuestro nuevo conocido, no amigo, virus H1N1, no va a ser ni tan temible ni tan mortífera como se pensaba hace unos meses. Tenemos la experiencia de Argentina y otros países sudamericanos, donde está a punto de terminar el invierno y el balance de muertos y afectados no es tan trágico. También muchos médicos se han dado cuenta del mal que estaba provocando este alarmismo en la sociedad y se han hecho eco de una inciciativa que se llama "Gripe y calma", realizando un esfuerzo importante en transmitir calma a la población, sobre todo porque va a ser nuestro compañero, según dicen los expertos, durante mucho tiempo sustituyendo al virus de la gripe estacional.Termino con una pregunta que me hace mi hija a veces, "¿papi a ti te va a dar la gripe A?, y yo le contesto sí hija probablemente me dé pero no pasa nada, me han dado ya muchas gripes en mi vida y todavía sigo aqui."

lunes, 21 de septiembre de 2009

Medicina Vida y Salud inicia su andadura radiofónica


Iniciamos esta semana una nueva andadura en las ondas radiofónicas. Medicina Vida y Salud adapta su formato a la radio y quiere ser un foro para hacer llegar la medicina de una manera más sencilla a todos los ciudadanos. Esperamos sugerencias a través de este blog. El programa se emite los miércoles a las 5 de la tarde y los domingos a las 22:00 horas a través de Radio Tamaraceite Onda Parroquial en el 95.5 y 96.3 de la FM para la isla de Gran Canaria y en internet en la dirección: http://www.radiotamaraceite.com/



domingo, 20 de septiembre de 2009

Comienzo de la campaña de vacunación contra la gripe estacional


La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias comenzó el pasado martes, 15 de septiembre, la campaña de vacunación contra la gripe estacional 2009-2010 en todos los centros de salud del archipiélago, y está previsto que continúe hasta el 15 de noviembre con el fin de que no coincida con la vacunación frente a la nueva gripe A/H1N1.
De esta forma Canarias será de las primeras comunidades autónomas que comenzarán la campaña de vacunación frente a la gripe 'de siempre', junto a País Vasco, La Rioja y Cataluña. Otras regiones, como Andalucía, Murcia, Comunidad Valencia, Extremadura y Aragón, iniciarán las vacunaciones el 28 de septiembre, mientras que otras comunidades, como Madrid, lo harán en las primeras semanas de octubre.
Los ciudadanos que quieran recibir la vacuna por estar incluidos en alguno de los grupos de riesgo, pueden llamar al teléfono de información al ciudadano 012 y solicitar cita para la vacuna de la gripe estacional, según informó el Departamento que dirige Mercedes Roldós.
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha adquirido para afrontar la presente temporada de gripe estacional 300.000 dosis de vacuna antigripal, complementadas con 15.000 dosis de vacuna antineumocócica.
Para recordar a los ciudadanos el comienzo de la vacunación estacional contra la gripe, se desarrollará una campaña publicitaria, además de la distribución de 3.000 carteles y 60.000 folletos con información acerca de la vacuna y de quién debe vacunarse. Los materiales se han distribuido en las oficinas de farmacia, centros de salud y consultorios periféricos, centros de atención a especialidades, hospitales de referencia, clínicas privadas, hogares y residencias para la Tercera Edad, y corporaciones locales.

Recordar que el modo habitual de transmisión de la gripe es la vía aérea entre personas aglomeradas en espacios cerrados. También puede transmitirse por contacto directo mediante las gotitas de saliva que se expulsan al toser o estornudar, y a través de las manos contaminadas, ya que el virus puede persistir durante horas en superficies y objetos, especialmente en ambientes fríos y con humedad.
El virus de la gripe empieza a transmitirse entre 1 y 2 días antes del inicio de síntomas. El periodo de incubación es corto, habitualmente entre 1-5 días y la infección confiere inmunidad contra el virus infectante específico.
Según informa la Consejería, deberían vacunarse las personas con riesgo de complicaciones. La vacuna contra la gripe está especialmente recomendada para los adultos y niños que padezcan enfermedades crónicas: pulmonares --incluido asma y tabaquismo crónico--, cardiovasculares, hepáticas, renales, hematológicas y metabólicas --incluyendo la diabetes--; y los adultos y niños con problemas inmunitarios de cualquier origen. De igual forma, quienes padezcan problemas neuromusculares --tetraplejias, parálisis cerebral, lesiones medulares, convulsiones, etc..-- que puedan comprometer su función respiratoria; niños y adolescentes que hayan recibido tratamiento prolongado con aspirina; personas residentes en centros para mayores o ingresados en centros sociosanitarios o centros para enfermos crónicos; mayores de 65 años.
En un segundo grupo también estarían incluidas las personas que atienden, cuidan o conviven con personas con riesgo de complicaciones: profesionales y personal sanitario; adultos y niños, convivientes y personal al cuidado de enfermos crónicos --en centros o en domicilios particulares--; y adultos y niños, convivientes y personal al cuidado de personas mayores.
Por último también se recomienda vacunarse a varios colectivos profesionales. Entrarían en este tercer grupo profesionales y personal sanitario, tanto de centros de hospitalización como de centros de atención primaria y de centros sociosanitarios; personal de guarderías y centros de educación infantil; policías, bomberos, docentes, trabajadores de transportes públicos, y en general, aquellos trabajadores que desarrollen profesiones esenciales para la comunidad.
La Consejería de Sanidad quiso hacer hincapié de nuevo en la necesidad de aumentar la cobertura de vacunación en el personal sanitario y en la protección de las personas mayores y enfermos crónicos.

martes, 8 de septiembre de 2009

¿La persona sana ahora se llama preenferma?


Me llamó la atención un articulo publicado en un rotativo nacional que realiza un toque de atención a la tendencia existente en nuestra sociedad por equiparar a las personas sanas con preenfermos ya que, según comenta, no hay nadie que esté sano (es una utopia estar sano según el artículo), porque quien busca siempre encuentra algo. Si no, por ejemplo, quién a partir de los 50 no tiene algo de osteoporosis, tensión, desgaste,... y así se podrían enumerar cientos de males que podemos padecer durante años sin que nos cause ningún problema.
Pero en realidad ¿quién está detrás de toda esta tendencia?, ¿a quién le interesa que haya enfermos? No quiero señalar a nadie pero hay mucha industria y mucho ·capital" alrededor de la enfermedad que están muy "interesados" en encontrar "preenfermos" que se dejen la cartera en pruebas y medicinas para prevenir algo que, no digo que siempre, pero sí en muchos casos, forma parte de la evolución natural de la especie humana (en otras palabras nos estamos haciendo cada vez mas viejos).
Así durante la epidemia que estamos viviendo, a muchos les ha asaltado la duda de que si tras toda esta movida pueden haber o no intereses comerciales que no buscan nada más que enriquecerse. Así leí en una entrevista a uno de los mandamases de la empresa que está comercializando el famoso "Tamiflu" y ya no sólo empiezan a venderlo para tratar la enfermedad sino que empiezan a hablar de su papel como prevención para no "coger" la enfermedad.
¿Hasta dónde vamos a llegar?. El otro día hablaba con una compañera de profesión que me decía que antiguamente la gente era más sana que ahora. Y no me extraña que tenga razón ya que ahora si no tenemos enfermedades nos las buscan y si no nos meten el miedo en el cuerpo por si nos afecta alguna en un futuro cercano o lejano.
Vamos, un lío. ¡ Mejor no pensar cómo estarán los pobres hipocondríacos! Y con esta reflexión no quiero ni mucho menos decir que no hay que ir al médico, ni que no haya que seguir programas de prevención, lo que quiero transmitir es sensatez y cuidado que nos pueden engañar o nos pueden estar engañando a todos en este maremagnum del marketing y la economia de mercado (ni idea lo que significa).

martes, 1 de septiembre de 2009

Mensaje tranquilizador de los médicos sobre la gripe A

La Organización Médica Colegial (OMC) consideran que se está creando una alarma y una angustia exagerada en torno a la Gripe A, según un comunicado difundido hoy por la OMC: Ante las constantes y variadas informaciones que sobre la Gripe A se están difundiendo, la OMC hace un llamamiento para ayudar "a situar este problema en su justa dimensión". Los médicos además señalan que la percepción social que se está teniendo de esta gripe no se corresponde con su nivel real de impacto, inferior -en cuanto a fallecimientos- al de la gripe estacional de los años anteriores y por supuesto al de otras causas de fallecimiento por enfermedades graves que es preciso atender. Además, y en relación a las embarazadas, apunta que la repercusión alcanzada sobre la incidencia de la Gripe A en ellas "ha hecho saltar unas alarmas injustificadas". En este sentido recuerda que en el tercer trimestre de embarazo, debido a la presión abdominal que el feto realiza y que condiciona la función cardio-respiratoria de la embarazada, cualquier gripe o proceso respiratorio puede complicarse con mas frecuencia que en el resto de la población; "pero ese riesgo en valores absolutos es mínimo". Además precisan que estar embarazada no aumenta la probabilidad de contagiarse por gripe A y que dicha dolencia no provoca abortos ni malformaciones del feto. Recomiendan también continuar la lactancia natural aunque se tenga gripe A, porque siguiendo las normas higiénicas habituales no hay ningún problema para el lactante. En cuanto a la población en general apunta que la Gripe A, es más contagiosa que la gripe estacional, "pero sin embargo es más benigna y su mortalidad es menor". "Contamos además con la experiencia de lo sucedido en los países con invierno austral (que coincide con el verano en España) donde no han dispuesto de vacuna y ha dejado en toda esa parte del mundo 1.796 fallecidos por esta causa y hasta la fecha, cuando cualquier gripe estacional de las que pasamos todos los años deja sólo en nuestro país entre 1.500 y 3.000 muertos", recuerda la OMC. Tras indicar que la vacunación es una medida preventiva parcialmente eficaz, explica que las vacunas pueden presentar efectos adversos y por esta razón la vacuna sólo debe administrarse a los grupos de riesgo que hayan establecido las Autoridades sanitarias. En cuanto a los tratamientos, la OMC explica que los fármacos antivirales sólo deben ser utilizados en enfermos graves y en pacientes con enfermedades crónicas importantes, "y desde luego son ineficaces en niños y en adultos sanos". Algunos virus además, desarrollan resistencias a los antivirales limitando la eficacia del tratamiento, por lo que siempre deben ser prescritos por el médico. "Los comportamientos que se derivarían de una alarma exagerada impedirían no sólo la adecuada atención a quienes realmente lo necesitasen sino que también dificultarían la atención debida al resto de pacientes que -a causa de otras enfermedades importantes- son atendidos por nuestros servicios sanitarios", concluye la OMC.