miércoles, 29 de mayo de 2013

El deporte mantiene activo nuestro cerebro

Hoy les traigo un articulo muy interesante publicado en la revista Jano sobre los beneficios del deporte a nivel cerebral. 

Los expertos resaltan la importancia de practicar deporte como una de las mejores fórmulas para mantener el cerebro activo, no solo porque ayuda a mejorar el estado de ánimo, sino porque puede servir para potenciar la memoria y controlar la hipertensión arterial, uno de los grandes enemigos de nuestro cerebro. 

Aunque los estudios que se han realizado en esta materia todavía son muy preliminares, se podría afirmar que el ejercicio físico parece activar una serie de procesos encargados de mantener y proteger las células nerviosas. Además, la actividad física parece estimular la formación de neuronas en el hipocampo, la región del cerebro que participa, entre otras, en la memoria, emoción y motivación. En todo caso, lo que sí está claro es que la vida sedentaria es un factor de riesgo tanto para las enfermedades neurodegenerativas como las enfermedades cerebrovasculares. Realizar ejercicio físico moderado es beneficioso para mantener el cerebro sano porque para cuidar el cerebro hay que utilizarlo y el deporte es un gran motivador.

Cuando realizamos ejercicio se activan muchísimas partes del cerebro. Nuestro cerebro no sólo se encarga de coordinar el movimiento de los músculos implicados en la actividad propiamente física, sino de que se lleven a cabo todas las funciones corporales que hacen que nuestro cuerpo funcione correctamente ante un aumento de actividad: incrementar el flujo sanguíneo, el ritmo cardíaco  la respiración, el consumo energético… y, por supuesto, también se activa el sistema propioceptivo y el sensorial, entre otros. Y toda esta actividad es beneficiosa tanto para la vascularización cerebral, como para fomentar la sinapsis neuronal. 

Pero los expertos van más allá todavía  y dicen que además, ser seguidor de un deporte o de un equipo también puede conllevar beneficios neurológicos. La memoria también se estimula recordando alineaciones, repasando la jornadas o cuando rememoramos penaltis o de goles. Sin olvidar que el deporte ayuda a evitar el aislamiento fomentando la interacción social, básico para conservar la función cognitiva. Incluso un estudio relativamente reciente ha llegado a apuntar que tanto practicar como ser seguidor de un deporte ayuda a mejorar las habilidades lingüísticas y de compresión. 

Fuente: Jano

PD: "Ya decía yo por qué últimamente veía mermadas mis facultades mentales...porque hace más de un año que no practico deporte"

jueves, 23 de mayo de 2013

La música ayuda a la medicina


La ventilación mecánica les ayuda a respirar, pero no consigue aliviar su angustia. Muchos de los pacientes con insuficiencia respiratoria aguda que están en la UCI, no sólo precisan esta estrategia terapéutica para sobrevivir también requieren medicación específica para reducir la ansiedad que les produce esta situación crítica. Ahora, un grupo de científicos propone la musicoterapia como tratamiento complementario que, además de 'tratar' la ansiedad, logra disminuir las dosis e intensidad de los analgésicos.
Este tipo de pacientes "suelen recibir sedación intravenosa y altas dosis de analgésicos, lo que está asociado con efectos secundarios como la bradicardia, hipotensión, inmovilidad, debilidad y delirios..." y aun así, "siguen experimentando niveles significativos de ansiedad", argumentan los autores del estudio que acaba de publicar la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA). "Son necesarias nuevas intervenciones capaces de reducir la ansiedad y minimizar el uso de medicación sedante".
Dados los resultados de esta investigación, la terapia musical  apunta alto como terapia complementaria y, de hecho, en algunos hospitales de España ya se está utilizando en la UCI pediátrica del Hospital La Paz de Madrid. Como explica Francisco Ruza, pediatra y director del máster de musicoterapia y creador de la UCI pediátrica del Hospital La Paz, "llevamos seis años trabajando con esta terapia complementaria y hemos hecho un estudio [publicado en 'Journal of Music Therapy'] que confirma sus beneficios sobre los parámetros biológicos (al margen de la medicación): reduce la frecuencia cardiaca, la respiratoria y la saturación y, además, aumenta el grado de tranquilidad de los niños ingresados".
En la actual investigación, Linda Chlan y su equipo, de la Universidad del Estado de Ohio (Columbus, EEUU), examinaron a 373 pacientes con ventilación mecánica ingresados en 12 Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) de cinco hospitales de EEUU (desde 2006 hasta 2011).
Aquellos a los que se les brindó la posibilidad de escuchar músicamostraron avances significativos. "Al quinto día, su ansiedad había decrecido en un 36,5%. En comparación con el grupo de pacientes sometidos a los cuidados normales, su ansiedad estaba en 19,5 puntos por debajo". Y las ventajas no se limitan a estas. También al quinto día se observó que los pacientes que escuchaban sus canciones favoritas recibían dos dosis menos de sedación (lo que supone una reducción del 38%) y además más bajas (36% menos).
La música tiene la capacidad de evadir. Como explican los responsables del estudio, "mantiene ocupado al cerebro y modifica los niveles de percepción de la ansiedad". Dado que son ellos mismos, con apoyo de un terapeuta, quienes eligen sus canciones y los momentos del día en los que prefieren escucharlas, "esta terapia le ofrece la posibilidad de manejar su propia ansiedad".
En definitiva, los puntos a favor de esta terapia, subraya el artículo, complementaria, son varios: "no es un tratamiento caro, no tiene efectos secundarios, reduce la ansiedad y la frecuencia y la intensidad de las dosis de la medicación sedante", concluyen los expertos, quienes reconocen que, aunque los resultados son muy prometedores, habría que seguir investigando en la misma línea.
En un editorial que acompaña al estudio, Elie Azoulay, de la Universidad Diderot París, señala que el estudio de Chlan ofrece información suficiente para diseñar otro ensayo clínico más amplio que confirme los efectos positivos de la musicoterapia. "Reducir la ansiedad y la cantidad de sedación es de máxima importancia en estos pacientes, sobre todo teniendo en cuenta las complicaciones asociadas a esta medicación.
Fuente: EL MUNDO.es 

jueves, 16 de mayo de 2013

Alimentos que ayudan contra el estreñimiento

Hay mucha gente que dice sufrir estreñimiento, que tiene dificultades a la hora de evacuar, o no lo hace tantas veces como desearía; siente molestias en el abdomen, hinchazón de estómago y gases. Para evitar este malestar, hay quien toma medicamentos laxantes, que son los que le resuelven el problema. No obstante, muchos de ellos tienen efectos secundarios y hacen que el cuerpo se habitúe a ellos, lo que dificulta que la situación se resuelva consumiendo alimentos con fibra o alimentos laxantes.
Las frutas frescas, las desecadas, los frutos secos, las hortalizas y verduras, así como las legumbres, son alimentos con abundante contenido de fibra. Dentro de estos grupos, existen algunos alimentos que sobresalen por su contenido en este compuesto, exclusivamente vegetal, y que van a ser más útiles a la hora de tratar el estreñimiento. Entre las hortalizas y verduras destaca la alcachofa (9,4 g de fibra/100 g). Las frutas más laxantes son las frutas del bosque, como grosellas, frambuesas y moras (unos 6-7 g de fibra/100 g), la naranja (8 g/100 g), la granada y el kiwi (3 g/100 g). La cantidad de fibra que aportan el resto de frutas ronda los 2 g/100 g.

En general, los frutos secos (almendras, piñones, avellanas, nueces) y las frutas desecadas (orejones, ciruelas, uvas e higos secos) son los alimentos más ricos en fibra. Su consumo será moderado, ya que los primeros, los frutos secos, contienen mucha grasa, por lo que pueden resultar calóricos e indigestos; y los segundos son una fuente concentrada de azúcares. Un puñado de frutos secos, unos 25 gramos, aporta de 2,5 a 4 g de fibra.
Dentro de las frutas desecadas destacan las ciruelas secas (16 g de fibra/100 g) y, además, sirven como base para elaborar diferentes remedios caseros muy útiles para el estreñimiento, como la compota de pera o manzana con ciruelas. Además, las ciruelas contienen sorbitol (un tipo de azúcar) y derivados de la hifroxifenilxantina, sustancias que junto con la fibra estimulan la actividad de los músculos del colon, lo que favorece la evacuación y evita el estreñimiento.
Un buen plato de legumbres, unos dos cazos, equivale a unos 80-90 g (peso en seco), aporta unos 10 g de fibra. También se convierten en una buena alternativa para enriquecer la dieta en este nutriente, que aumentará si se combinan las legumbres con verduras. Igualmente, los cereales integrales son otros de los alimentos más eficaces contra el estreñimiento, por lo que, en caso de sufrirlo, es aconsejable elegir el pan, los biscotes y las galletas integrales, e incluso la pasta y el arroz integrales. También hay evidencias científicas como para recomendar el consumo diario de yogur u otras leches fermentadas por su eficacia a la hora de disminuir el tiempo de tránsito intestinal y mejorar el estreñimiento.
Un remido casero para combatir el estreñimiento es dejar en remojo unas cinco ciruelas en un vaso de agua durante 12 horas y, una vez transcurrido este tiempo, comer las ciruelas y beber el agua en ayunas o antes de acostarse. También puede tomarse antes de ir a la cama un zumo de naranja sin colar (para aprovechar toda la fibra presente en la pulpa) con dos o tres ciruelas pasas ablandadas en el zumo. Otros remedios caseros resultan efectivos para muchas personas, como tomar en ayunas un zumo de naranja o un café solo con agua templada y un kiwi.

jueves, 9 de mayo de 2013

La terapia de Reeducación Auditiva Basada en el método Berard

La estimulación auditiva basada en el método Bèrard es una terapia destinada a mejorar el trastorno del procesamiento que es una alteración del cerebro que afecta la manera en que se experimentan las sensaciones (vista, sonidos, tacto, olfato, gusto y movimiento) y su organización dentro de un comportamiento auditivo, en niños con tdah, autismo, retraso escolar, parálisis cerebral etc…. y en la recuperación parcial de las hipoacusias.
Antes de proceder a la estimulación auditiva debemos realizar una batería de pruebas que nos aportaran información para la correcta aplicación de la terapia.
Nuestro centro ha incluido en estos exámenes pruebas objetivas como la Impedanciometría y las otoemisiones acústicas, que nos ayudan a que esta estimulación sea lo más efectiva posible.
La Impedanciometría es una prueba objetiva que sirve para medir la integridad y función del oído medio por lo que respecta a su presión, función de la trompa de Eustaquio, integridad y movilidad de la membrana timpánica y continuidad de la cadena de huesecillos.
Las otoemisiones acústicas son pruebas objetivas que consisten en sonidos de baja intensidad producidos por el oído interno que se pueden medir rápidamente mediante un micrófono sensible que se ubica en el conducto auditivo.
Son el resultado de la actividad de procesos mecánicos en la cóclea, que se dirigen hacia el exterior a través del oído medio, pudiendo ser detectadas en el conducto auditivo externo (CAE).
Su origen son las células ciliadas externas del órgano de Corti, y su activación por el sonido incrementa la sensibilidad y selectividad de la captación de frecuencias.
Es importante diferenciar entre las otoemisiones ESPONTÁNEAS que se utilizan en el screening auditivo (pasa, no pasa) y que no dan especificidad frecuencial y las otoemisiones PROVOCADAS y DP (productos de distorsión).
Otoemisiones espontáneas (OAES): Se captan en el CAE en ausencia de estímulo. Sólo ocurren en el 50% de los oídos con audición normal, y en pocas frecuencias. Por ello su utilidad clínica es limitada.
Otoemisiones provocadas (OEAP): Se producen en casi todos los oídos normales.  Se subdividen en tres tipos, de acuerdo con la naturaleza del estímulo empleado:
OEA transitorias (OEAT) El estímulo es una señal breve (clic, estallido tonal, etc.). Están indicadas para la detección de lesiones cocleares y especialmente en el diagnóstico precoz de la hipoacusia.
OEASF Producidas por un estímulo frecuencial continuo. Su detección es más larga y complicada, por cuyo motivo no se han incorporado a la clínica.
Productos de distorsión (DP) El estímulo son dos tonos puros simultáneos, originando una respuesta no linear consistente en nuevas frecuencias no existentes en el estímulo emitido. Aun siendo más complejos, los DP técnicamente son de gran utilidad para determinadas aplicaciones clínicas.
Realizamos el estudio de las OEA con el analizador de emisiones cocleares CAPELLA, de la casa Madsen. Es un PC basado en Microsoft Windows unido a un software NOAH/PAX.
Las técnicas empleadas en CAPELLA tienen varias ventajas sobre otros test tradicionales utilizados en audiología:
1. Objetividad: No se precisa respuesta personal del paciente. 2. Tiempo reducido. 3. No invasiva; únicamente la aplicación de un terminal tipo oliva en el CAE. 4.Posibilidad de diferenciar hipoacusias sensoriales (cocleares) de las neurales (retrococleares). 5. Capacidad de valorar alteraciones del oído medio y tubáricas. 6. Ayuda en la valoración del trastorno del procesamiento auditivo.
Las OEA nos permiten realizar exploraciones de gran interés en:
1. Screening auditivo Hipoacusia precoz infantil. 2. Trauma acústico. 3. Escolares (como dislexia, TDH, retraso escolar, TGD, etc) 4. Pacientes geriátricos (Como alzheimer, demencias, etc.)
5. Simuladores.  6. Evaluación clínica Diagnóstico diferencial de hipoacusias de oído medio, cocleares y retrococleares. 7. Monitorización Hipoacusia progresiva. 8. Ototoxicidad. 9. Trauma acústico.
 Al tercer mes de la finalización de la terapia, volvemos a realizar toda la batería de pruebas incluyendo las objetivas. Mejora de la presión y mejor movimiento timpánico y por supuesto mejor reflejo estapedial en Impedanciometría. En otoemisiones acústicas mejoran los porcentajes la fuerza de las CCE y las curvas se estabilizan en las hiperacusias con menor actividad de la CCE y en caso de descenso de respuesta en frecuencias graves, más actividad de las CCE y normalización de los DP gramas.
Estamos haciendo estudios con la emisiones acústicas para poder determinar la eficacia de esta terapia pudiendo objetivizar y añadir una prueba que nos afirma nuestra labor en la ayuda de estos trastornos.
Autora: Yolanda Medina  Merino

jueves, 2 de mayo de 2013

La soledad repercute en la salud


Por el Dr. Sergio Martínez Cuéllar
Según un estudio reciente, publicado en la revista Proocedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y liderado por el epidemiólogo Andrew Steptoe, del Colegio Universitario de Londres, las personas mayores que se sienten solas y que tienen poca vida social presentan un nivel de mortalidad más alto que el resto de sus coetáneos.
El aislamiento social es una condición voluntaria que prevé un nivel de interacción mínimo o nulo con otros individuos. Por otro lado, la soledad es un estado emocional que sienten aquellas personas insatisfechas con sus relaciones sociales o carentes de ellas.
Con el objetivo de entender la diferencia entre el estar solo y sentirse solo, los investigadores llevaron a cabo un estudio para determinar los diferentes niveles de soledad de 6.500 británicos mayores de 52 años de edad.
Los resultados pusieron de manifiesto que los individuos socialmente más aislados presentan un riesgo de muerte un 26 por ciento superior al del resto de sujetos de la muestra, independientemente del sexo, de la edad y de otros factores asociados a la supervivencia. El mismo valor fue encontrado a la hora de analizar la relación entre los fallecimientos y las declaraciones de aquellos probandos que manifestaron un sentimiento de soledad acentuado.
No obstante, a la hora de tener en cuenta otros factores relacionados con la supervivencia, tales como el bienestar económico, el nivel educativo y los problemas de salud, los análisis mostraron que la soledad en sí no convierte a la gente en más vulnerable. Los investigadores sospechan, por tanto, que el incremento de la mortalidad se debe al escaso cuidado que reciben las personas mayores con pocas interacciones sociales. Según ellos, a pesar de que muchas personas se sienten felices de vivir en un estado de aislamiento social, estas deberían tener contactos regulares con otros individuos, para que les puedan aconsejar y ayudar en momentos críticos de cualquier naturaleza.

Fuente:  Investigación y ciencia